abril o enero (esta semana santa)

 
 
había una vez
un prado
 
en ese prado
se hallaban
dos abortos de arcoíris
 
y como el aborto
JAMÁS HA EXISTIDO
OIGANLO MUJERES
EL ABORTO
JAMÁS HA EXISTIDO
 
dos nacimientos de arcoíris
se hallaban en el prado
 
de pronto
un rayo
cayó desde la horca
 
y la horca
se hizo espuma
 
y la espuma
se hizo negación
 
negación
de por no volar
 
es decir
volaste
pero te faltó
mi grávido escombro
 
luego eso
lo de la editorial
y la palmera
que te vio nacer
en la varilla de mi tierra
 
tu cielo
 
siguiendo el poema
dos hombres
escondidos entre los pasillos
se quitaron la ropa
y me follaron
duramente
 
niño violado
analmente embrutecido
 
en esa época
yo me llamaba Moisés
hijo de Barrabás
el ogro de las biblias
(antes fue Judas
pero Judas ya  s  e    e   s   t  a   b   a    c  o   l   u   m  p    i   a    n   d    o
arriba de un árbol
colgaba el mierda/ colgaba YO
la lengua se le salía por la boca
y abajo/ tres niños demonios/ eyaculaban a Dios
 
y de Moisés
me pasé a llamar Noé
 
llevé 459 animales
sobre mi barca
la misma que hoy
se altera de paraguas
y busca tu nombre
debajo de los gritos
de Thom
 
resumiendo:
el cura me metió la polla
y yo
como era pequeño
se me desgarró el ano
 
hasta hoy
cago con las manos abiertas
 
y me dolió
 
llegué a casa
y le dije a mi madre
que después de resucitar/ ella
me mirara el culo
 
porque sangraba
 
¿me puedes creer
que a los nueve meses
parí un demonio asustadizo?
 
asustadizo
porque nunca me creyó
que su padre
era un sacerdote
 
rezaba poemas
en un bar de otros mundos
 
hoy le llaman Francisco
monarca del vaticano
 
también
poeta/ de cervezas
mujer/ frente a los paraderos
 
o quizás
fue Hitler
 
ese viejo amorfo de bigotes
me echó el ojo
una mañana
en que le fui a dejar el periódico
a Berlín
 
yo trabajaba
vendiendo periódicos
 
no por necesidad
sólo que mis padres
no me dejaban ir al mar solo
que alguien tenía que acompañarme
entonces decidí
vender periódicos
porque así podía justificar
la inmensa noticia
de tus ojos sanados
 
Hitler, hablaba de ese hombre
que lo vi por única vez
cuando entré a su despacho
 
vi su escritorio
repleto de mapas
hasta tu rostro
figuraba en esa inquisición
 
y como vi
que el plan de ese sujeto
era más grave
que lo que un día le anunciaste a mi piel
le dije Adolf, quiero hacerte una pregunta
tu madre/ cuando eras pequeño
¿te metió el dedo en la boca
para que vomitaras
la leche de sus tetas
y vos/ militar enardecido de amor
vomitaste cadenas
y clavos
y fusiles
y exterminaste
el amor judío
que le debo
a esa mujer?
 
Adolf no me dijo nada
pero vamos con lo mismo
que niñito bájate los pantalones
porque yo soy la esvástica
de lo que mañana te dará dolor
 
vamos señor
usté bájeme los pantalones
que ya tengo hambre
de su polla nazi y sepulcral
 
y el marica
me miró la pollita
y el culito
y me dijo en alemán
"NO SE ME PARA
HEEERRRR SARQUIS
QUE NO SE  ME PARA!!!!!!!!"
 
y cuando vi
que al crío-viejo de los demonios
no se le levantaba
su anormal pollamuerte del amor
yo me puse a escribir textos
 
aun sigo
 
con mayor
o menor
franqueza
 
pero sigo